La estancia como turista en España no puede exceder de 90 días por semestre, contados a partir de la fecha de la primera entrada. Si es superado este máximo de tiempo, el extranjero pasaría a estar en situación irregular.

De acuerdo con la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (Ley de extranjería), encontrarse en situación irregular es considerado una infracción grave, que se sanciona con multa o con expulsión del territorio español, tomando en cuenta los hechos y luego el procedimiento sancionador. Si acuerdan la expulsión, también pueden imponer la prohibición de entrada en España, durante el plazo de 5 años.

Para evitar infracciones a la Ley, el extranjero deberá solicitar una autorización de prórroga, el cual permitirá la extensión del plazo de 90 días.  Esto aplica tanto a los que tienen visados como a los extranjeros que no lo requieren.

Este plazo no solo aplica para la estancia en España, sino para todos los países que forman parte del territorio Schengen. Así, no es que se pueda estar 90 días como turista en España, 90 días en Italia y luego 90 días en Polonia. Si viajas dentro de estos países, el plazo será de 3 meses como máximo.

Recomendamos a los extranjeros que quieran estar más de 90 días en España, solicitar la prórroga correspondiente o, en su defecto, solicitar un visado de larga duración.

Si necesitas más información sobre nuestros servicios LegalTech, tienes preguntas o quieres estar enterado de las otras áreas que vamos a ofrecer, puedes escribirnos a través de este formulario.

Contáctanos